16/7/17

LA VIRGEN DEL CARMEN

Hoy, el santoral litúrgico conmemora la festividad de la Virgen del Carmen. 

 
Aunque nunca fuí demasiado católico (la razón no me lo permite) y, ya de niño me fugaba de misa todos lo domingos y fiestas de guardar, con los años, al revés de lo que suele ocurrir, me he ido radicalizando; sigo siendo panteísta y ácrata como cuando era joven, pero con algunas vueltas de tuerca de más, lo que me ha convertido en un individuo asaz huraño y bastante descontento con el sistema imperante; iba a decir también " protestón" pero, recapacitando, me di cuenta de que lo he sido siempre, es algo inherente a mi carácter.

Todo este preámbulo viene a cuento de que voy a atreverme a disertar sobre la Virgen del Carmen, una de las muchas advocaciones marianas que, no solo en sentido religioso, sino cultural, saturan nuestro calendario.

 
Al parecer su nombre y veneración se remontan a una comunidad de eremitas que, en la antigüedad, habitaban en el monte Carmelo (palabra esta derivada del árabe karmel: jardín), ubicado en la localidad israelita de Haifa. Hoy en dia existe allí un santuario, una hospedería y un gran mirador sobre el valle de "El-Muhraqa", todo ello gestionado por los monjes carmelitas.

En España se la considera la patrona del mar y de la Armada Española, y es conocida con el sobrenombre de "Estrella de los mares" (Stella maris). De ahí que la salve marinera comience con esas palabras:


No obstante quiero hacer una puntualización al respecto de su advocación: si bien es cierto que se la considera la santa patrona de los marineros, comparte patronazgo con San Pedro, aunque aquí, en la isla de Tenerife, la tradición popular tuvo siempre a San Telmo como patrón de los navegantes, y en concreto como protector de nuestros pescadores. Hasta tal punto que, en determinadas procesiones marineras que se siguen celebrando en la actualidad, se embarcan ambas imágenes: la Virgen del Carmen y San Telmo.

De hecho, cuando se desataba algún vendaval y los hombres se hallaban en la mar (tuve familia en el barrio de Los Llanos y lo recuerdo perfectamente) las mujeres musitaban, como si fuera un mantram, una jaculatoria que, aunque rindieran pleitesía a la Virgen del Carmen como madre celestial, no iba dirigida precisamente a ella:
 
"San Telmo bendito, ayúdalos"... "Protégelos, San Telmito" 

 

Miguel Ángel G. Yanes

10/7/17

EL LIBRO SECRETO DE JULIO CORTÁZAR

Se recupera “Prosa del observatorio”, una obra entre la filosofía, el erotismo y el experimento literario


Su dificultad radica en la aridez del estilo: “De pronto, de noche, al mismo tiempo, todo río es río abajo, de toda fuente hay que huir”. Asistimos a los razonamientos de una mente enajenada, que fluye a través de una serie de percepciones, en busca de la riqueza de expresión; su apetito de aventura nos lleva a la siguiente conquista, un lugar donde “enjambre de parámetros (…) la desceñirán hasta entregarla a ese amante que la espera en lo más alto del laberinto matemático”. 

La devoción del lector, si sobrevive, sufre desdenes, hasta que el libro, casi al final, entrega su belleza en ruinas, una vida en jirones que ya no necesita. (1972; Alfaguara, 2017) del escritor, traductor e intelectual argentino Julio Cortázar (Bruselas, Bélgica, 1914-París, Francia, 1984) denuncia las formas en que nos jugamos la vida intentando remontar las corrientes irresistibles de la literatura, “como el que busca las mensuras estelares, no para saber; no para nada”.

Julio Cortázar

Su relato es, ante todo, la cuenta de una obsesión: la del narrador con la forma, en diferentes contextos, tras múltiples identidades, todo ello ilustrado por las fotos originales tomadas por el autor del observatorio astronómico del sultán Jai Singh en Singapur. Una cualidad indefinible nos magnetiza desde el principio, nos manipula en su propio beneficio: “Jai Singh sabe que la sed que se sacia con el agua volverá a atormentarlo, Jai Singh sabe que solamente siendo el agua dejará de tener sed”.  

La esperanza de un profundo sentimiento de realidad surge con cada reencuentro; un duro escrutinio nos une al narrador, mientras nos abandonamos a la repetición de su encantamiento. En lugar de descripciones psicológicas, representaciones biológicas de lo cambiante conducen a ese sitio donde “las anguilas laten su inmenso pulso, su planetario giro, [donde] todo espera el ingreso en una danza que ninguna Isadora danzó nunca de este lado del mundo”.

Isadora Duncan

Se suceden los mandatos contra el cliché, contra la descripción genérica, junto a burlas de idees reçues, con irreverente sentido del humor. Cambios de escena, sin solución de continuidad, nos llevan a bocetos relámpago, entre animados elencos de excéntricos y revolucionarios; las alusiones literarias de ese enamoramiento surgen al ritmo de los latidos del corazón.  

Prosa es el recuento de una pasión que nos impele a comprometemos con la vida con el mismo fervor que abrazamos la revolución. Prosa es, en definitiva, una de las narrativas más intricadas del autor de Rayuela (1963), en la cual se nos invita a sumergirnos en una utopía a la vez pública y privada, ética y erótica: “Basta entrar en la noche pelirroja”, nos dice Cortázar, “aspirar profundamente un aire que es puente y caricia de la vida; habrá que seguir luchando por lo inmediato, compañero, porque Hölderlin ha leído a Marx y no lo olvida”.

Karl Marx

El poeta de Salvo el crepúsculo (1984) logra capturar el dolor exquisito de la obsesión y la capacidad humana para la crueldad, creando una narrativa alucinada que rebosa compasión.  

FUENTE: http://www.librujula.com/
José María Barea

7/7/17

LA CÓLERA, ERROR DIVINO (POEMA)


Como si en las alturas
Alguien hubiera abierto
Miles de cataratas,
Llovió toda la noche
Sin cesar; todo un  río
Vertical derramado
Desde la inmensidad.

La mañana siguió
Con el aquel diluvio
De fuerza indescriptible,
Hasta que pudo el sol,
Al mediodía casi,
Abrir un hueco en medio
De las oscuras nubes
Y derramar su luz
Sobre la tierra henchida
De lluvia y de esperanza.

Cesado ya el despliegue
De la naturaleza,
Un anciano sonriente
De cabellera extensa
Y luenga barba cana,
Sentado en una roca,
Feliz y ensimismado,

Contemplaba su obra,
Frente a un espejo líquido
Que el cielo reflejaba,
Cuando un ruido lejano
Vino a romper la paz
De aquel perfecto instante.

Un joven, con su moto
Cromada y refulgente,
De potentes caballos
Con sonido metálico,
Cruzó a toda pastilla
Sobre el charco infinito,
Y una ola de barro
Cayó sobre el anciano:

Salpicó su cabeza,
El arrugado rostro,
La descuidada barba,
Su ropaje y los pies
Delgados y desnudos,
Como si fueran naúfragos
Aferrados al cuero
De sus sandalias viejas

Colérico. Alzó el brazo
Y de la punta helada
De sus huesudos dedos
Brotó, fugaz, un rayo
Que alcanzó al motorista
Antes que lo engullera
La distancia. Y un trozo

De carbón aferrado
A una amalgama
De hierros retorcidos,
Fue el único vestigio
Que quedó, pendulando,
Sobre la incierta línea
Del horizonte: un caos,

Que oscureció, de pronto
La luminiscencia
De aquel planeta mágico.
Y cuando el viejo quiso
Volver a hacer la luz
Sobre ese mundo suyo,
Ya no le fue posible.

Las sagradas palabras
Ya no le funcionaban.
Su voz había perdido
El poder de crear.
Y la eterna penumbra
Se adueñó para siempre
De aquel sueño lumínico
Que él mismo condenó
Con su cólera infame.

Solitario, incompleto,
Preso de angustia y miedo
Lloró de rabia y pena:
La mitad de si mismo
Yacía calcinada
Entre los humeantes
Vestigios de la máquina.

Miguel Ángel G. Yanes

30/6/17

"PÁRQUINES Y ESLÁLONES"

En los últimos tiempos inunda la prensa un alud de barbarismos adaptados al castellano a machamartillo. Claro ejemplo de este afán son las dos palabras que dan título a esta entrada: "párquines" y "eslálones", que me han dejado estupefacto.

Dos párquines y unas 800 plazas en el entorno del futuro mercado lagunero

Mañana vuelven los eslálones de tierra al circuito de Las Andoriñas


La primera se supone que quiere ser el plural de la palabra inglesa parking; lo que en castellano sería aparcamiento, término éste que casi nadie usa, pero que existir, existe.


Aunque la palabra parquin aún no figura en el diccionario de la RAE, existe una propuesta como adaptación gráfica para la voz inglesa parking (lugar destinado al aparcamiento de automóviles), en la que se especifica que su plural debe ser párquines, mientras que en su lengua original se forma añadiéndole una ese, de lo que resulta parkings.


En cuanto a la segunda palabra, que ya me ha parecido rizar el rizo de lo cutre, resulta que la RAE ha aceptado oficialmente que se escriba "eslalon", especificando que es palabra proveniente del noruego slalom (competición de esquí alpino sobre un trazado descendente en zigzag con pasos obligados) abriendo la puerta por tanto a "eslálones" frente a slaloms o slalom, ya que, desconozco si dicha palabra acepta plural en noruego.


¡Por amor de dios, señores de la RAE!, vuelvan atrás y debatan nuevamente sobre la necesidad o no de la adaptación de estos extranjerismos a la lengua de Cervantes. Háganme el favor.

Miguel Ángel G. Yanes

21/6/17

DICCIONARIO UNIVERSAL DEL SILENCIO


Paco Vila-Guillén

inventa un diccionario universal del silencio  
para mostrar el  lenguaje de los que no quieren hablar.
 

Viaja por  lugares cotidianos portando una maleta llena de mar, 
 

sueños en la punta de los dedos

 
o palabras letales que, como armas cargadas, 


 son capaces de matar caballos en el tablero de ajedrez.


Otras palabras llenas de amor reposan, recién envasadas, 
en el lineal de los supermercados, esperando que alguien las compre. 


En este gran teatro del mundo todo vale,
 

todo se compra, todo se vende. 

 
 Enfermos de avaricia, ingerimos dosis de veneno pecuniario


y  nos inyectamos religión por vía intravenosa  


para cometer todos los pecados con la excusa del perdón.

Hacemos el amor con los ojos enredados en una absurda  tela de araña, 



mientras no tomamos de la mano a nuestros amantes.


Dejamos olvidada encima de la mesa la jeringuilla 
que contiene la vacuna para salir del letargo, 



esa pesadilla donde la justicia no lo es, 


donde ídolos con cuerpos de madera y alma de nada, 
tienen legiones de acólitos que se postran sumisos.

 

Ese mal sueño donde solo quedan piedras para comer.

 
A pesar de todo, este sigue siendo un lugar por el que luchar. 

Un lugar donde a veces brotan nuevos tallos en la madera que creíamos muerta.


Un lugar donde encontrar el tiempo perdido. 


Un lugar donde no nos importe comer con cuchara o tenedor mientras


cualquiera de ellos sea capaz de llevar el alimento a nuestra boca.


La llave para descubrir el enigma que esconde la piedra está en tu mano.


Tú eliges. Ábrela y verás que lanzarla no sirve de nada. Al final solo vence la palabra.


FUENTE: www.pacovilaguillen.com

Este magnífico trabajo fue galardonado en el VII Premio de Poesía Experimental de la Diputación de Badajoz 2008. A pesar de estar encuadrado bajo el concepto de Poesía Visual viene acompañado de palabras preñadas de cotidianeidad, de amor, de lucha, de desencanto, de esperanza... todo ello enredado en la inasible intemporalidad del sueño, en la búsqueda eterna de esas claves que desvelen la esencia de uno mismo.

15/6/17

MI MÁS PROFUNDO AGRADECIMIENTO

Por segunda vez en estos años (ocho, ya) que llevo peleando con este blog, he vuelto a meter la pata y he perdido gran parte de los poemas alojados en la página "A LOS QUE QUIERO Y QUISE"; algo que ya me había ocurrido tiempo atrás y que, por aquel entonces, nadie fue capaz de ayudarme a solucionar. Así que no me quedó otra que volver a crearla partiendo de cero, lo que significó muchos meses de trabajo, buscando textos e imágenes para incorporarlos nuevamente al blog.

 

No obstante, unos malditos "scripts" que nunca supe de donde demonios salían (mis conocimientos de informática son bastante escasos) paralizaban la acción a cada rato, impidiéndome incluir todo el contenido en una misma página, así que opté por dividirla en dos, cosa que logré. Pero, hete aquí, que no quedé contento, así que, con ese afán de "perfeccionamiento" que empuja a los neuróticos, días más tarde decidí unificarlas y, de alguna manera... ¡la cagué!:

Copiaba los poemas, uno a uno (en bloque no me lo permitía) desde la página "A LOS QUE QUIERO Y QUISE - POEMAS 1 AL 36", a la página "A LOS QUE QUIERO Y QUISE - POEMAS 37 AL 194". Cuando hube copiado el poema nº 6 observé desconcertado que, de pronto, las dos páginas tenían el mismo contenido. No podía ser; sólo aparecían los poemas del 1 al 36 en ambas. ¿Dónde había ido a parar el resto?


De inmediato recurrí a la Ayuda de Blogger, indicando que se trataba de una auténtica llamada de auxilio. Había vuelto a perder un trabajo de años... El alma se me cayó a los pies, recordando que, la vez anterior, nadie había logrado encaminarme hacia una solución.

Aquí es donde entra el héroe de esta historia:

A la mañana siguiente, al abrir el correo electrónico, tenía un mensaje de ANDRÉS TIRADO que, a través del foro de Ayuda de Blogger, me indicaba los pasos necesarios para recuperar la información perdida.

Andrés Tirado

Probé y... ¡no me lo podía creer!... allí estaban de nuevo todos mis poemas. Así que, de inmediato, más contento que unas pascuas, le envié el siguiente mensaje:

"He logrado recuperar el anterior contenido de la página siguiendo tus indicaciones. Te felicito por la rapidez en la ayuda y la concreción de los pasos a seguir. La palabra que me viene a la boca es de otro idioma, pero... ¡CHAPEAU!".

"Las maestras bondadosas y miopes me enseñaron...*" que es de bien nacidos ser agradecidos, por ello he querido dejar constancia en este humilde blog, de su buen hacer y de su eficaz ayuda. Es mas, si existiera un "Panteón de Héroes Informáticos", tengan por seguro que este ciudadano abogaría porque ANDRÉS TIRADO fuera incluido en él. Le debo parte de mi vida.


(*) Del poema "Hombre preso que mira a su hijo" de Mario Benedetti. 

Miguel Ángel G. Yanes

10/6/17

LA LUCIDEZ DE IDA VITALE

Ida Vitale

Ha sido una auténtica gozada escuchar la entrevista radiofónica que RNE ha efectuado a la poeta uruguaya Ida Vitale con motivo de la presentación, en la Residencia de Estudiantes de Madrid, de sus últimas obras literarias.

Con una lucidez tremenda y una facilidad de palabra que ya quisieran muchos, esta mujer vital (nunca mejor dicho) es, a sus 94 años, un referente indiscutible de la literatura uruguaya. Enmarcada en lo que se conoce como Generación del 45, de la que forman parte autores de la talla de Mario Benedetti, Juan Carlos Onetti, Carlos Maggi o Idea Vilariño, nacidos todos ellos en la República Oriental del Uruguay; aunque ella, por mor de los avatares políticos acaecidos en su patria, decidió fijar su residencia en los Estados Unidos de Norteamérica desde 1990.

Reunión de integrantes de la Generación del 45 
con motivo de la visita de Juan Ramón Jiménez.  

De izquierda a derecha parados (de pie):
 María Zulema Silva Vila, Manuel Arturo Claps, Carlos Maggi, María Inés Silva Vila,  
Juan Ramón JiménezIdea Vilariño, Emir Rodríguez Monegal, Ángel Rama. 
Sentados:  
José Pedro Díaz, Amanda Berenguer, Zenobia Camprubí (esposa de J. R. Jiménez),
Ida Vitale, Elda Lago, Manuel Flores Mora.

Ida Vitale, escritora, crítica literaria y profesora ha sido galardonada en los últimos tiempos con importantes distinciones internacionales, tales como: Premio Octavio Paz 2009, Premio Alfonso Reyes 2014, Premio Reina Sofía 2015 y Premio Internacioanal de Poesía Federico García Lorca 2016.


En su larguísimo trayecto literario ha cultivado Poesía, Prosa, Crítica y Ensayo, aunque la mayor parte de su obra gira en torno a la Poesía, con obras tan importantes como: La luz de esta memoria (1949), Jardín de sílice (1980), Entresaca (1984) Reducción del infinito (2002), entre otras.

Humilde, como siempre han de ser los verdaderos poetas, explica que:

«Ser humilde es más o menos normal. Lo contrario es asombroso, porque uno nunca tiene la conciencia total de lo que ha escrito. La vanidad entra en el caso de las enfermedades»


En cuanto al por qué de escribir y la relación con los lectores, aduce:

«Si escribir es un misterio, que te lean, en este mundo nuestro, es casi un milagro. La gente lee cada vez menos poesía. Porque la poesía exige un poco más de esfuerzo. La novela entretiene, es más fotográfica. Aunque hay novelas o textos en prosa que pueden marcarte para toda la vida».


Vitale reconoce que el universo intelectual, ése del que lleva toda una vida formando parte, se va  degradando, poco a poco:

«Asistimos a una degradación generalizada del mundo». «Si miras lo que está pasando en todos lados, es de apaga y vámonos. 

Remata, y vuelve a recuperar la sonrisa.


No quiero terminar esta entrada sin dejarles uno de los poemas de esta mujer angelical. Solo hay que fijarse en la luminosidad de su mirada con tan provecta edad, para entenderlo:

Aclimatación

Primero te retraes,
                                      te agostas,
pierdes alma en lo seco,
en lo que no comprendes,
intentas llegar al agua de la vida,
alumbrar una membrana mínima,
una hoja pequeña.
                                       No soñar flores.
El aire te sofoca.
                                    Sientes la arena
reinar en la mañana,
morir lo verde,
subir árido oro.

Pero, aún sin ella saberlo,
desde algún borde
una voz compadece, te moja
breve, dichosamente,
como cuando rozas
una rama de pino baja
ya concluida la lluvia.

De "Parvo Reino" 
Ida Vitale
1984
 
Miguel Ángel G. Yanes